Las palabras clave

 

Después de un primer post donde hablábamos sobre la elección de dominio, hoy pasamos a hablar más en profundidad de un término que surgió: las palabras clave o keywords. Empecemos definiéndolas: es el término o conjunto de ellos que utilizamos los usuarios para encontrar información o una página web concreta en los motores de búsqueda (Google, Bing, yahoo….). En otras palabras, lo que escribes al buscar en Google.

Quizá asegurar esto es un poco atrevido, pero las keywords son el sustento, la base, de cualquier estrategia SEO. Y como es lógico, si queremos salir en las primeras posiciones de una búsqueda concreta, las palabras de esa búsqueda deberán tener mucha importancia en nuestra página web. Un ejemplo rápido: si mi negocio vende bolsos de charol, mis principales keywords deben ser bolso y charol para que el buscador entienda exactamente qué vendo. Pero no es tan fácil.

Además de las dos palabras clave principales para nuestro mercado, necesitaremos encontrar otras complementarias que nos ayuden a subir posiciones. Para esta tarea, podemos encontrar varias herramientas gratuitas, aunque tengo que deciros que cada día es más complicado hacer esta tarea sin soltar un euro. Hoy os voy a presentar dos:

– keywordtool.io. A pesar de que está “capada” y no nos dejará ver ni el volumen de búsqueda, ni la competencia, ni otros parámetros, sí nos dará ideas de palabras clave relacionadas de un modo rápido y sin registros. Si queremos ver todas las estadísticas, tendremos que comprar la versión pro. La utilizaremos para coger ideas.

– Google keyword planner. Tiene un inconveniente, nos obliga a registrarnos en Google Ads y a introducir un método de facturación, pero es posible crear una campaña y pausarla sin gastar un céntimo. Si vamos a Herramientas –> Planificador de palabras clave encontraremos una herramienta muy útil que SI nos dará un rango de volumen de búsquedas mensuales (antes era más exacto, pero es lo que hay ahora mismo). También encontraremos una estimación de la competitividad para cada palabra o combinación, lo cual nos puede ayudar enormemente de cara a enfocar nuestra estrategia.

Siguiendo con el ejemplo, para nuestro pequeño nicho de bolsos de charol hemos encontrado palabras relacionadas como baratos, negro (rojo, azul, etc), de bebé, de mano…. Bien. ¿Qué hacemos ahora?

Qué hacer cuando tienes tus keywords es algo extenso y que llevará varios artículos explicar, pero vamos a ver algunas posibilidades resumidas:

– Intenta usarlas en los títulos y subtítulos (H1- H4) , en la meta descripción, en el propio texto o en el atributo alt de las imágenes.

– Al introducirlas en textos ya escritos debes hacerlo sin que tu página pierda coherencia, siempre hay que priorizar un contenido de calidad e intentar usar las palabras clave de un modo inteligente.

– La página de inicio y el primer título (H1) es fundamental para Google, si volvemos al ejemplo, en el título de tu página deberán estar bolsos y charol sí o sí.

– Utiliza sinónimos de las palabras clave u otras construcciones similares, ya que los buscadores entenderán que te refieres a lo mismo y aportará riqueza léxica, la cual valoran.

Ahora volvamos un segundo atrás a la competitividad de una palabra clave. Hay muchos más sitios web intentando hacer marketing digital para posicionarse para la palabra bolsos, probablemente empresas muy grandes. ¿Significa que no podríamos competir con ellas? No, siempre se puede competir, pero requerirá de muchísimo esfuerzo para lograr un resultado menor al que tendremos si elegimos mejor nuestra estrategia. Cuanto más específica sea una palabra clave, más sencillo será posicionarla. Hay que especializarse. Y por supuesto, cuanto menor sea la competencia, igualmente más fácil será superarles. Siguiendo con nuestro ejemplo, posicionar bolsos de charol de mano será más rápido y menos complicado que bolsos.

Si queremos hilar aún más fino, la búsqueda bolsos de charol de bebé probablemente disponga de menos volumen, pero puede salirnos mucho más rentable. Por pura competencia, posicionar los primeros para esa búsqueda será más rápido que para otras más generales, y aquí viene algo importante: el primer resultado en Google se lleva casi todo el pastel. Esta demostrado que un gran porcentaje de la gente se queda con el primer resultado, por supuesto un porcentaje mucho mayor que un quinto o sexto puesto (por ejemplo), por tanto es posible que nos salga más beneficioso atacar estos volúmenes pequeños.

Y hasta aquí el segundo artículo de nuestra serie Aprende SEO, si te perdiste el primero puedes encontrarlo aquí. Si tienes alguna duda o consulta puedes dejárnosla en los comentarios o en nuestras redes sociales, y, por supuesto, si buscas asesoramiento en esto del posicionamiento online puedes contar con nosotros.

Aprende SEO 3: lo más importante

Así es amigos, hoy os vamos a explicar el factor más importante, el más imprescindible y el que marcará la diferencia de un modo mayor. “¡Dilo ya! ¡Quiero saber el secreto!” estaréis pensando, pero no amigos, no hay ningún secreto, el factor más diferencial es tener...

Diccionario web

El mundo va muy rápido, tanto que muchas veces nos quedamos un poco atrás. Hoy en día es algo vital tener visibilidad en la red, se dice que si algo no está en Internet no existe, y es por ello que ya es necesario tener una página web si tienes un negocio. Pero ¿sabes...

Aprende SEO 1: Elige un buen dominio

Elegir un dominio   Hoy inauguramos el blog empezando una serie de artículos sobre el SEO, tema vital y recurrente en esto de las páginas web. Si has llegado hasta aquí supongo que ya sabrás a qué nos referimos cuando hablamos de SEO, pero te haré un resumen muy...